Ciudad de México.- El contar con algún sistema de alertas que los propios bancos ofrecen podría ser una alternativa para saber si se es víctima de robo de identidad o si alguien adquirió algún producto financiero a nuestro nombre.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) precisa que dichas alertas permite estar pendientes de los movimientos realizados en las cuentas y así actuar con inmediatez ante algún movimiento que no se reconozca.

Explica que a un usuario le toma más de 100 días percatarse que fue víctima de robo de identidad o que adquirieron un producto financiero a su nombre. “Generalmente el usuario se da cuenta cuando inician las labores de cobranza, pues no tiene el hábito de consultar con regularidad su Buró de Crédito”, resalta

Por ello, en su blog recomienda a los usuarios acercarse con el banco para solicitar los mecanismos de prevención y sistemas de alertas de movimientos, toda vez que eso permite detectar de manera inmediata cargos o movimientos extraños en la cuenta.

Asimismo, destaca que no necesariamente se tiene que esperar el estado de cuenta para detectar alguna operación irregular, pues ahora las consultas a través de Internet o por las aplicaciones móviles facilitan realizarlo al momento.

De ahí que sugirió guardar en la agenda del celular el número de atención del banco o el de la Unidad Especializada de Atención a Usuarios (UNE), para que cuando se detecte algún movimiento irregular en las cuentas o tarjetas se llame de inmediato.