Tras las agresiones que sufrieron estudiantes a manos de porros el lunes en Ciudad Universitaria, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que se reunirá con el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue.

En rueda de prensa, aseguró que podría ser este viernes y se dijo a favor de los jóvenes “que se están manifestando en contra de estas acciones ilegales, reprobables, de utilización de la fuerza para afectar a estudiantes, para golpearlos. No creo que eso deba permitirse, pero al mismo tiempo es un asunto que deben resolver los universitarios, pues tiene que haber respeto a la autonomía”.

El político tabasqueño aseguró estar al tanto de lo que sucede en la máxima casa de estudios del país y felicitó a los estudiantes que “se están manifestando de manera pacífica, defendiendo sus derechos con mucha responsabilidad, que no han caído en ninguna provocación a pesar de que todavía se tiene la mala costumbre de entrometerse en asuntos que no les corresponden, todavía hay infiltrados“.

Finalmente, apuntó que se acabarán los grupos de choque y espionaje desde el gobierno, refiriendo que va a desaparecer el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), tema que fue muy controversial durante las pasadas elecciones.

Todo esto se va a terminar… No queremos porrismo en las universidades. Nada de estar desde el Gobierno organizando grupos de choque, eso se va a terminar por completo“.