Corea del Norte celebró hoy el 70 aniversario de su fundación con un desfile militar del que no se hicieron eco los medios estatales, lo que apunta a que el régimen ha apostado por mantener un perfil bajo para no malograr el actual diálogo con EE.UU..

El desfile, arrancó en torno a las 10.00 hora local (1.00 GMT) y concluyó una hora y media después, confirmó a la agencia de noticias surcoreana Yonhap una fuente de la inteligencia de Corea del Sur.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, presidió el desfile pero no pronunció ningún discurso y el régimen optó por no mostrar misiles balísticos intercontinentales o de alcance medio, según la delegación de la agencia nipona Kyodo en Pionyang y detallaron también en la red social Twitter periodistas invitados al evento.