Con música de mariachi y al pie del balcón de la casa de transición, niños llevaron serenata al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para resaltar la importancia de los derechos de la infancia.

Antes de iniciar, cerca de las 10:00 horas, el director ejecutivo de la Red Por los Derechos de la Infancia en Mexico (REDIM), Juan Martín Pérez Garcia, señaló que la serenata era “para recordarle que niñas y niños son parte de este país.

Las canciones se intercalaban con datos sobre los retos que enfrenta la infancia en México, como que 2.5 millones de niños trabajan.

Mientras, los niños provenientes del “Centro Colibrí”, dentro de la campaña #YoQuieroSerPresidente, gritaron algunas consignas en favor de sus derechos, al tiempo que sostenían ramos de rosas blancas y rojas.

A las 10:39 horas, López Obrador llegó a sus oficinas e ingresó en medio de las voces de los pequeños que pedían: “AMLO escúchanos, AMLO escúchanos”; mientras seguía la música del marichi “Águilas de Coyoacán”.

Después salió la futura secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, quien les anunció que la víspera se presentó una modificación a la segunda fracción del Artículo 30.

Es un gran avance; todos los niños que estaban naciendo en el extranjero, en muchas ocasiones, no podían tener la nacionalidad mexicana porque no se les reconocía en estos países“, declaró.

Explicó que una vez que se resuelva el proceso legislativo “por supuesto que seguiremos con ellos de la mano para respetar y proteger todos los derechos de la infancia“.