Beatriz Ramírez Velázquez, secretaria de Educación de Morelos, comentó que “las trabas burocráticas” pertenecientes al gobierno federal no han permitido que las escuelas dañadas durante el sismo del 19 de septiembre del años pasado sean reconstruidas.

La revista Proceso publicó recientemente que “el atraso en la entrega de escuelas es patente en toda la entidad”, ya que de 41 escuelas que colapsaron, solamente se ha entregado una reconstruida.

La responsabilidad de que las escuelas no estén reconstruidas a estas alturas la tiene el procedimiento administrativo de radicación de recursos”, señaló Ramírez Velázquez en su comparecencia ante el Congreso de Morelos.

La secretaria de educación de Morelos reveló datos que indican que son mil 387 escuelas de educación preescolar, primaria, secundaria, bachillerato e instalaciones universitarias, las que necesitan reconstrucción por lo que negó las cifras del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed).

Mencionó que las 988 escuelas que presentaron daños menores ya han sido rehabilitadas en su totalidad, sin embargo las 399 que fueron incluidas en el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), sólo han recibido el 30 por ciento del total de la yuda (mil 400 millones de pesos).

Beatriz Ramírez propuso entregar un informe sobre cada una de las escuelas, el costo individual de la reconstrucción y las empresas que llevarían a cabo las obras, pues aseguró que el gobierno estatal “ya cumplió” con su labor y es responsabilidad del gobierno federal entregar el 70 por ciento restante de las escuelas incluidas en el Fonden.

Por otra parte, Juliana García Quintanilla, representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), presentó un informe sobre las denuncias presentadas por los damnificados, las cuales suman 166.

La representante del CIDHM comentó que las omisiones de las autoridades han sido la principal violación s los derechos humanos de los damnificados, por lo que solicitó a la Fiscalía General de Morelos rendir un informe y comiencen a dar seguimiento a las denuncias, además de un informe más sobre la entrega de los recursos y los montos.