El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, defendió su propuesta de una consulta para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) considerando que “la gente sabe de todo”.

Se trata de una respuesta al banco de inversión JP Morgan, quien aseguró que la consulta genera incertidumbre sobre su mandato.

Respeto su punto de vista, nada más que nosotros pensamos y sostenemos que en una democracia el pueblo es el que manda, es el pueblo el que decide y que los mexicanos quieren que se les consulte”, declaró el político tabasqueño.

Al ser cuestionado sobre que el tema del NAIM es un tema técnico, contestó “¡qué problemas técnicos ni qué ocho cuartos!… la gente sabe de todo, el pueblo es sabio, los que no saben son los corruptos“.