Luego de que el gobierno de Venezuela pidiera explicaciones a Chile, México y Colombia por su presunta participación en el atentado contra Nicolás Maduro –ocurrido el 4 de agosto–, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aseguró que se tratan de acusaciones infundadas.

A través de un comunicado, la cancillería “rechaza categóricamente las infundadas acusaciones que el Ministro de Comunicación e Información del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela emitió hoy respecto a una supuesta participación de nuestro personal diplomático en Caracas en el presunto atentado contra el Presidente Nicolás Maduro”.

Asimismo, recalcó que el gobierno de México y su personal diplomático actúan siempre con pleno respeto al derecho internacional y conforme a los principios de política exterior.

México continuará realizando esfuerzos diplomáticos para contribuir a una solución pacífica, y definida por los propios venezolanos, a la grave crisis que enfrenta ese país”, finalizó.

Cabe recordar que el domingo, Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación venezolano, aseguró que un detenido por el supuesto atentado contra Maduro “confesó” que tras el fallido ataque, tuvo contacto con una persona que se encontraba en España, y quien le ordenó trasladarse a la embajada de Chile en Caracas para que lo sacaran del país.

Que de ahí me va a sacar en un vehículo a la embajada de México y simultáneo a la embajada de Colombia y que de Colombia me iban a sacar lo que es frontera“, habría declarado Henryberth Emmanuel Rivas Vivas, “Morfeo“, detenido el sábado en la madrugada.