Marcelo Torres Cofiño, presidente del Partido Acción Nacional (PAN), denunció que el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y “lo que queda” del Partido Revolucionario Institucional (PRI), llevan a cabo una “embestida” contra distintos triunfos del blanquiazul, como el de la elección de Querétaro.

Respecto a esta última acción, decidida por el Tribunal Electoral del Poder judicial de la Federación, Torres acusó que es a todas luces irregular, pues en ella estuvo involucrado Emilio Sánchez Cordero Grossman, sobrino de Olga Sánchez Cordero, senadora de Morena.

El líder de Acción Nacional consideró lo anterior como un “inconcebible” y “un evidente conflicto de interés” que debió obligar a excusarse del caso; además de señalar “errores ridículos” en su resolución.

La frivolidad ligada al parentesco abre la sombra a una decisión a modo”, dijo.

Durante la conferencia de prensa, el candidato panista a la alcaldía de Querétaro, Luis Nava, indicó que anular la elección en estas circunstancias sentaría un precedente que “dañaría gravemente un derecho constitucional de todos”.

A todas y todos los queretanos (…) con los argumentos jurídicos y los votos en la mano, vamos a defender el triunfo. No solamente vamos a ganar, porque ya ganamos: vamos a hacer que se respete la voluntad de todos los queretanos”, exclamó.

Por último, el coordinador general jurídico de Acción Nacional, Eduardo Aguilar, advirtió que el partido hará valer “la voluntad” de los votantes.

Cualquier intromisión de los tribunales o de la propia exministra Olga Sánchez Cordero a través de su sobrino, no lo vamos a permitir y vamos a hacer respetar la voluntad de los ciudadanos”, expresó.