El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, rechazó que se trate de un desaire el anuncio de la Casa Blanca en el sentido de que el presidente Donald Trump no asistirá a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, como presidente Constitucional de México, el próximo 1 de diciembre.

“Realmente no es preocupante, es un asunto que según su agenda debe de decidir. Entonces, no hay ninguna preocupación y tampoco creo que se trate de desaire alguno. Es simplemente un tema de su agenda internacional”, dijo en rueda de prensa.

Comentó la importancia de que el próximo 1 de diciembre el pueblo de México estará contento porque por primera vez en la historia llega un presidente surgido de las filas de la izquierda y del movimiento progresista.

“Independientemente de los invitados habrá fiesta nacional y habrá un cambio de régimen a partir del 1 de diciembre”, apuntó Monreal Ávila.

“Así es de quienes quieran venir, quienes han sido invitados y quienes estén en disposición de acudir a la toma de protesta, bienvenidos. Y los que no, como dijo el filósofo de Güemes: pues no. Los que no quieren venir es un asunto de ellos”.

Reiteró que la decisión de que Donald Trump no asistirá no demeritará ni disminuirá el ánimo que hay por el cambio que se ofreció y que se cumplirá a partir de diciembre próximo.

Adelantó que en lugar de Donald Trump se prevé que asista a la ceremonia de toma de protesta el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.