Al menos dos muertos y un desaparecido, además de ingentes daños materiales, dejaron las lluvias torrenciales que en las últimas 24 horas han afectado al sur de Italia, informó hoy el servicio de Protección Civil.

Los bomberos recuperaron a primera hora del viernes los cadáveres de una mujer y su hijo de siete años, que viajaban en un auto arrastrado por las aguas en la localidad de Lamezia Terme, en la meridional región de Calabria.

Los efectivos de socorro buscaban al otro hijo de la víctima, de dos años de edad, que viajaba en el mismo vehículo y que estaba desaparecido.

Asimismo, portavoces de Protección Civil confirmaron que las inundaciones provocaron la caída de algunos puentes, mientras varias familias debieron ser evacuadas por el peligro de deslaves.

En particular, los ríos Scorsone, Angitola y Cantagalli se desbordaron y arrastraron árboles, postes de electricidad y algunas construcciones en la misma zona.

Los bomberos rescataron a 16 personas que se habían refugiado en los techos de sus casas, además de varios automovilistas atrapados dentro de sus vehículos.

“Es cada vez más dramática la situación en Calabria, en las próximas horas pediremos declarar el estado de emergencia”, anunció el gobernador de esa región, Mario Oliverio.

El mal tiempo también afectó a la isla de Sicilia y, en particular, la ciudad de Catania sufrió inundaciones en su zona central, aunque sin que se registraran vícitmas.