El Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura aclaró que el plantón frente a la casa de transición no es contra el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sólo buscan que los apoye en la resolución de conflictos con la propia dependencia.

La colegiada general ejecutiva del sindicato, María de los Ángeles Medina, explicó en entrevista con Ciro Gómez Leyva que sus exigencias se centran en el pago de adeudos, prestaciones de los trabajadores, basificación de los profesores de Bellas Artes y la reapertura del teatro Julio Castillo.

Asimismo, no descartó cerrar los centros de trabajo de la secretaría y prolongar el plantón de la colonia Roma hasta que sean atendidas sus demandas.

Cabe señalar que en el pliego petitorio del sindicato, no se menciona un rechazo al traslado de la dependencia de la Ciudad de México a Tlaxcala.