Gracias a una pista anónima, autoridades de Detroit, Estados Unidos, hallaron los cadáveres de 11 niños en avanzado estado de descomposición, en una funeraria que fue clausurada desde el pasado mes de abril.

De acuerdo con el teniente de policía Brian Bowser, los cuerpos cubiertos de moho fueron encontrados el viernes, horas después de que los agentes recibieran una carta anónima con la ubicación.

Los cadáveres de los pequeños, algunos al parecer, son bebés que murieron en el parto“, dijo Bowser a reporteros. Por el momento no se sabe hace cuánto tiempo, pero apuntan a que estaría involucrado un empleado de la funeraria o alguien que conociera el edificio pues los restos “estaban escondidos“.

Las autoridades tienen los nombres de algunos de los fallecidos y están en contacto con los familiares.

Jameca La Joyce Boone, gerente de la funeraria antes de su clausura, declaró a medios locales que estaba asombrada al enterarse del hallazgo. “No sabía nada de eso… realmente no tengo idea de cómo podría ocurrir eso“.