El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a que en tres años se finalizarán las dos nuevas pistas en Santa Lucía, además de la rehabilitación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el de Toluca).

Luego de que la consulta el voto ciudadano se inclinara a favor de parar las obras en Texcoco, el político tabasqueño brindó una rueda de prensa desde la colonia Roma, en la capital del país, abarcando temas como que los intereses de inversionistas y demás implicados en el proyecto “están a salvo”.

Asimismo, reveló que solicitó ayuda al gobierno de Francia con un dictamen sobre la viabilidad de operar los dos aeropuertos (AICM y Santa Lucía), y que el sábado recibió una carta del presidente Emmanuel Macron en el que se confirma que “es viable desde el punto de vista técnico”; sin embargo, se habría reservado esta información “para no interferir en la consulta”.

López Obrador apuntó que las obras representarán un ahorro de alrededor de 100 mil pesos, frente al proyecto de Texcoco, y que hay posibilidad de que empresarios involucrados en las obras continúen en Santa Lucía, dependiendo de sus contratos.

Sin temores por el peso

El mandatario electo consideró que la depreciación del peso tras la consulta “es normal, no es significativo, no representó prácticamente nada de alteración… habría que ver si es atribuido a esto”, por lo que habría que esperar y no temer un golpe a la economía mexicana.

Cuestionado sobre si los empresario podrían presentar denuncias, aseguró que no han manifestado tal cosa, e incluso “han actuado con responsabilidad, no ha habido oposición a lo que nosotros representamos“, a la consulta ni a la cancelación de las obras.

Admitió que no saben a cuánto ascenderían las penalizaciones por frenar el proyecto en la zona del lago, pero “es posible que no haya ningún gasto de ese tipo”.

Riobóo está fuera

En el caso de Riobóo, dejó en claro que “José María Riobóo no va a ser contratista” en Santa Lucía, pues aunque lo considera uno de los mejores ingenieros del mundo en el tema, “no tiene nada más que ver que su apoyo”.

Aseguró que aquellos que iniciaron los rumores “están acostumbrados a otro tipo de gobierno”, pero que “se acabó la corrupción, se acabó el influyentismo, ya no se van a privilegiar intereses personales o de grupo“.

Aclaró que no se dejará en manos de privados pues “el gobierno de la República tendrá la construcción de Santa Lucía… no necesitamos recursos adicionales… nos va a costar 70 mil millones hacer las 2 pistas y la vía de comunicación entre AICM y nuevo aeropuerto“.

Economía crecerá entre 2 y 4 por ciento

A las preguntas de la prensa sobre si habrían problemas financieros, descartó que haya impedimentos e incluso “va a haber mucho trabajo… proyectos pensados para este sexenio suman 30 mil millones de dólares… va a crecer la economía del 2 al 4 (por ciento)… no ha crecido por la corrupción“.

Al quitar la corrupción, le agregamos de manera automática al crecimiento otro punto (porcentual)”, agregó.

El nuevo sistema aeroportuario

Por su parte, Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), detalló que el nuevo sistema aeroportuario (AICM-Toluca-Santa Lucía) permitirá atender entre 60 y 70 millones de pasajeros al año.