Está comprobado por la ciencia, que la abstinencia de cannabis mejora la memoria en adolescentes, aunque para notar esta diferencia tiene que pasar un mes.

Si bien es cierto que durante la adolescencia nuestro cerebro se sigue desarrollando, a esa edad, precisamente, muchos jóvenes comienzan a fumar –o prueban– la marihuana. Aunque muchos defensores de la hierba aseguran que es “bondadosa” y que no tiene los efectos nocivos de otras drogas (como el alcohol o la cocaína), un reciente estudio comprobó que abstenerse del cannabis durante un mes, mejora la memoria en los adolescentes.

El estudio realizado por el Hospital General de Massachusetts (MGH) en Estados Unidos, explica que esta mejora se mide en función de la memoria, un factor clave para los procesos de aprendizaje de los adolescentes.

 

Entonces, ¿cómo se relaciona la memoria con el consumo de marihuana?

La investigación fue publicada en el Journal of Clinic Psychiatry y es uno de los primeros en realizar un seguimiento a lo largo del tiempo de los cambios y la evolución en la función cognitiva asociada con la interrupción del consumo de la hierba.

“Nuestros hallazgos proporcionan dos piezas de evidencia convincente”, afirma el principal autor del artículo, Randi Schuster, director de Neuropsicología en el Centro de Medicina de la Adicción en el Departamento de Psiquiatría de MGH. Para dar con esas conclusiones, se le dio seguimiento a 88 participantes de entre 16 y 25 años, originarios de Boston, Estados Unidos, que consumían cannabis al menos una vez por semana.

Los investigadores compararon el rendimiento cognitivo semanal entre un grupo de jóvenes que aceptaron consumir cannabis. Después de las pruebas cognitivas en la memoria de los participantes, la capacidad de aprender y recordar información nueva, mejoró sólo entre aquellos que dejaron de consumir la hierba.

Los adolescentes aprenden mucho mejor cuando no usan marihuana. Además, al menos algunas de las deficiencias que se asocian con el consumo de la marihuana no son permanentes. En realidad mejoran muy velozmente una vez que se detiene el uso del cannabis.

De acuerdo a una encuesta, al menos en Estados Unidos, el consumo de la hierba entre adolescentes es común, más del 13% de los estudiantes que cursan la secundaria y preparatoria son usuarios regulares.

Es importante que los adolescentes prolonguen el uso del cannabis pues esta es una edad crítica para la maduración cerebral, sobre todo en las regiones de este órgano que son más susceptibles a los efectos de esta droga.