La iniciativa sobre el cobro de comisiones bancarias fue una decisión de los senadores de Morena, porque gozan de esa libertad legislativa e independiente, sin caer en confrontación con nadie, afirmó el coordinador de Morena en la Cámara Alta, Ricardo Monreal.

El morenista aclaró a medios que esa propuesta no fue consultada con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ni con el próximo gabinete económico, pues se trata de una decisión de un poder autónomo, “es una decisión de un grupo de senadores que podemos manejarnos como un poder independiente, sin caer tampoco con la confrontación con nadie“.

No estamos haciendo nada indebido y no estamos tampoco acudiendo al atropello ni a la imposición. Es una iniciativa, estamos haciendo nuestro trabajo como Poder Legislativo autónomo”, señaló para Grupo Fórmula.

Monreal Ávila indicó que ya se inició el proceso formal para presentar la iniciativa sobre el cobro de comisiones por parte de los bancos, y aunque afirmó que la propuesta puede molestar a algunos sectores, es una acción que es parte del nuevo proceso que se vive en el país.

Asimismo, reiteró que es alarmante y excesivo el cobro de comisiones bancarias en perjuicio de los usuarios, pues cada año aumentan las utilidades de los bancos por este concepto entre 8.0 y 10 por ciento.

Mencionó que actualmente hay mil 299 productos con comisión, de las cuales en el hipotecario se tienen 289 comisiones, en tarjetas de crédito 170, y 63 en el de autos, por lo que el sistema financiero mexicano “no puede mantenerse en el agio, independientemente de donde provenga”.

Aclaró que esta iniciativa no surgió “de botepronto ni nada, pues está muy bien meditada. Yo lo presenté, por cierto, en 2007 en el Senado, siendo yo entonces legislador”.

También expuso que antes de dictaminar la iniciativa se va a escuchar a los banqueros, a los grupos económicos, pero también a los usuarios “que protestan por este tipo de medidas de agio y de usura”, por lo que es posible llegar a un punto intermedio.

Finalmente, esta mañana, previo a reunirse con López Obrador, reiteró que “vamos a escuchar la voz de los usuarios, porque no se puede mantener un régimen de abusos contra los cuentahabientes”.