Cientos de miles de personas estaban sin calefacción en Ucrania por una larga disputa entre la empresa nacional de gas y los proveedores locales.

Más de 600.000 residentes en Kryvy Rih, en el sureste de Ucrania, tomaron el lunes el edificio de la compañía local de gas para exigir que se encienda el sistema de calefacción. Los termómetros alcanzan valores negativos durante la noche en la región.

En Smila, en el centro del país, residentes bloquearon las carreteras de acceso a la ciudad para exigir a las autoridades que proporcionen calefacción.

El legislador opositor Oleh Lyashko dijo la semana pasada que al menos seis ciudades, con una población combinada de más de un millón de personas, seguían sin servicio de calefacción.

Los problemas con la calefacción central comenzaron cuando la empresa nacional de gas, Naftagaz, elevó los precios a un nivel que algunas municipalidades en problemas dijeron que no podían pagar.