Pachuca, la cuna del futbol, se engalanó con la visita de grandes estrellas del firmamento del futbol, que vinieron a la capital hidalguense a si investidura en el Salón de la Fama, pero que antes de la ceremonia externaron sus puntos de vista sobre el balompié mundial, tanto del pasado como del presente.

María Eugenia “La Peque” Rubio, la alemana Silvia Neid, Rivelino, los brasileños Roberto Rivelino, Marcos Evangelista Cafú, Arlindo do Santos y el argentino Héctor Miguel Zelada, estuvieron presentes para recibir su premio, mientras a la distancia el argentino Carlos Salvador Bilardo, el italiano Roberto Baggio, los nacionales Miguel Mejía Baron, Aaron Padilla daban su mensaje de agradecimiento, y en recuerdo post mortem este honor lo recibieron el uruguayo Juan Alberto Schiaffino y Fernando Bustos.

El gobernador Omar Fayad, mediante video, dio la bienvenida a esta octava investidura y destaco el prestigio que el salon de la fama y el futbol le da a la ciudad.
Invito a conocer Hidalgo, estado que cree en el deporte y ama el fútbol.

La primera parte del evento la condujo Alberto Lati y Adriana Monsalve, quienes dieron paso a Eugenia Leon que interpretó el himno nacional.

En esta investidura estuvieron directivos de Conmebol y de la Femexfut, y personalidades del fútbol.

También, Marion Reimers y Enrique Bermúdez condujeron el evento, al tiempo que Antonio Moreno, director del Salón de la Fama, destaco que ahora en el futbol hay memoria.

Dijo que la votación corrió a cargo de periodistas de 35 países que votaron a los ahora investidos.

Anunció que la siguiente votación del Salón de la Fama se hará en Madrid, España, que así se internacionaliza.

Recordó a Jorge El Che Ventura y a Melquiades Sánchez Orozco, que permanecerán perennes en este evento, y agradeció al periodista Emilio Fernando Alonso integrarse como voz del mismo.

Roberto Martínez, ex jugador del Necaxa, presentó a Arlindo dos Santos, quien recordó su llegada a México, mientras el homenajeado, primer anotador del estadio Azteca, agradeció conmovido a sus padres, hermano y a su hijo que partio hace tiempo, lo mismo que a su esposa.

Enrique Borja, le tocó presentar a Aaron Padilla, cuya distinción la recibió su hijo del mismo nombre, quien tuvo elogios para su papá, al hablar como familia, en un mensaje muy emotivo, quien lo recibe en vida.

Eva Espejo, Directora Técnica de las tuzas, hizo lo propio con la investida Silvia Neid, jugadora y entrenadora de Alemania femenil en 36 años, quien reconoció eta un honor especial recibir esta distinción, porque el futbol es mas que un juego, pues ayuda a la integración y a la colaboración.

A María Eugenia “La Peque” Rubio, la presentó su hermano Alejandro Rubio, y al tomar la palabra, agradeció a su familia y a su hermana Margarita.

Alejandro Domínguez, presidente de Comebol, habló de Carlos Salvador Bilardo, campeón del Mundo con Argentina, quien no pudo asistir al encontrarse enfermo y el embajador argentino recibió su investidura.

La gala continuó con el recuerdo a personajes del fútbol que partieron, con un mensaje del cantante Alberto Cortez.

El uruguayo Héctor Hugo Eugui recordó a su paisano Juan Alberto Schafinno, que post mortem recibió su investidura.

Billy Álvarez, presidente de Cruz Azul, le tocó recordar a otro investido post mortem, como Fernando Bustos Castañeda, quien se fue a los 35 años de edad, cuya hija Viridiana Bustos recibió su trofeo.

A la vez, José Vantolrra presentó a la gran leyenda de Brasil, Roberto Rivelino, campeón del Mundo en el 70, dijo que era un placer enorme tener un homenaje en vida, y más al recordar como el pueblo mexicano recibió a la selección brasileña.

Miguel Mejía Barón recibió su investidura, y a través de un mensaje agradeció la distinción pero consideró que no queria ser usurpador ni egoísta, por lo que prefería ser elegido como parte de un equipo, aunque Luis García, Ricardo Ferreti y Bora Milutinovic lo elogiaron.

El italiano Roberto Baggio, convertido al budismo, fue investido a la distancia, quien por abrazar esta fe, prefirió darle prioridad a su actividad espiritual.

Un grande del arco americanista como Héctor Miguel Zelada, fue presentado por Fabian Ventura, hijo de El Che Ventura, quien recordó esa parte familiar del arquero, de su padre, de su mismo nombre, que recién partió.

Zelada, campeón del mundo en el 86, emocionado, agradeció a Jesús Martínez y Antonio Moreno, al igual que al América, por abrirle la puertas del pais y recordó como levantó la copa del mundo junto a Maradona, además de agradecer con lágrimas a su familia al verse inmortalizado en este salon de la fama.

Por último, dos veces campeón del mundo con Brasil, Marcos Evangelista de Morais “Cafú”, fue presentado por Ailton da Silva, quien hablo de la Fundación de Cafu que ayuda a 950 niños en Brasil a mejorar su vida. “Cafú” expresó que se sentía muy honrado de ser parte de la elite del futbol.

Representar con Rivelino a Brasil le daba mucho orgullo, y destacó el trabajo de su Fundación para formar ciudadanos, con lo que da esperanza a los 950 niños y niñas que atiende en Brasil.