Estar presente en una marcha o un paro es una actividad que puede resultar arriesgada, pues corres el riesgo de ser atacado por policías, grupos de choque, e incluso por tu propia madre usando un cinturón como arma.

Esta peculiar escena ocurrió en Colombia, cuando una enfurecida madre irrumpió en una marcha organizada en la Universidad Industrial Santander de Bucaramanga. La mujer, quien golpeaba el piso con un cinturón mientras gritaba sin parar “Juan Diego, yo le dije que no se metiera en esto, yo le dije a él que no se me metiera aquí”, llamó la atención de los manifestantes, quienes intentaron calmarla.

Posted by Lisseth Rangel Ratonciita on Thursday, November 8, 2018