Sophie Michelle, una estudiante británica de 21 años de edad, ganó casi 80 mil dólares en un año al subir a YouTube videos en los que solo susurra.

Los videos de esta joven están diseñados para inducir una sensación de ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma), es decir, una placentera sensación de hormigueo en el cuerpo como respuesta a diversos estímulos visuales y auditivos.

El canal de Sophie cuenta con más de 250 mil seguidores y uno de sus videos más vistos registra 2.5 millones de reproducciones.

La joven cuenta que supo de la ASMR en 2015, cuando uno de sus hermanos desarrolló un tumor cerebral, y el estrés la hizo buscar videos que la ayudaran a dormir. Desde entonces se enamoró de esa técnica y en 2017 decidió crear su propio canal en YouTube para publicar videos alusivos.