A unos días del cambio de gobierno en México, académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) consideraron que se requiere un “zar fronterizo” que observe la relación bilateral México-Estados Unidos.

José Luis Valdés Ugalde, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), indicó que “la relación con Estados Unidos no debe ser una parte de la política exterior mexicana, sino de una política interméstica (local-regional), pues lo que ocurre en la frontera repercute de igual modo del lado de Sonora, Chihuahua, Texas o Arizona”.

Se requiere un ‘zar fronterizo’, no sé cómo llamarlo, pero debe ser un individuo que no esté en la Ciudad de México ni en Washington, y mire la relación bilateral desde una perspectiva diferente, a través de los gobiernos subnacionales”, propuso en la mesa redonda “Análisis de las elecciones intermedias de Estados Unidos”.

En la sala de seminarios del CISAN, Valdés Ugalde, investigador universitario y doctor en Relaciones Internacionales por The London School of Economics and Political Science, mencionó que no ha quedado claro cuál será el equipo que forme parte de la política exterior que dirigirá el próximo canciller.

En tanto, Leonardo Curzio, de la misma entidad, manifestó en un comunicado que el gobierno entrante debe buscar interlocución con los legisladores estadunidenses.

Sobre la caravana migrante proveniente de Centroamérica, Curzio, quien ha sido también profesor visitante de la Universidad de Valencia, agregó que ante la presencia militar en la frontera y la llegada de los migrantes a ese lugar, puede suscitarse una fricción.