La construcción del Tren Maya, de mil 525 kilómetros, estará a cargo de ocho empresas, informó el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

Precisó que el proyecto que se dividirá en siete tramos de entre 130 kilómetros y 264 kilómetros, podrá ser explotado por los consorcios por 40 o 60 años.

La concesión de cada tramo se licitará a un consorcio o grupo de empresas para que lo construyan con sus propios recursos y por la longitud se promoverá que se integren compañías para realizar las obras, precisó Jiménez Pons, según lo publica Reforma.

“Yo pongo la concesión y ellos tienen que poner su dinero”, señaló. De acuerdo con el funcionario, tres tramos se ubican en el Golfo, dos en la selva y dos en el Caribe y a ello se suma la licitación del material rodante, que se adjudicará a un octavo consorcio.

Jiménez Pons precisó que el 80 por ciento de la inversión vendrá de la iniciativa privada, en tanto que el 20 por ciento será pública, y éstos últimos recursos se obtendrán del impuesto de Derecho de No Residente (DNR).

Detalló que en los siguientes dos meses se licitarán los dos primeros tramos Palenque-Escárcega y Escárcega-Uxmal, donde ya hay vía férrea existente.