Un niño de 12 años fue encontrado vivo e ileso en los Alpes franceses después de que una avalancha lo sepultó en la nieve durante 40 minutos, algo que sus rescatistas calificaron de un verdadero “milagro”.

El niño esquiaba fuera de pista con un grupo de siete esquiadores ayer miércoles en el centro turístico La Plagne cuando fue arrastrado por el alud, informó la policía francesa en el pueblo de Bourg Saint-Maurice.

El niño comenzó el descenso frente a los demás y fue el único que quedó atrapado cuando una gran sección de nieve se desprendió y bajó por la montaña, agregó la policía. Fue arrastrado al menos 100 metros por la fuerza de la avalancha.

Los rescatistas llegaron en helicóptero al lugar del incidente, que estaba a una altitud de al menos 2 mil 400 metros (7.875 pies). Un perro rastreador llamado “Gétro” encontró al niño, cuya chaqueta no estaba equipada con detector en caso de avalancha.

Los rescatistas dijeron que la operación fue extraordinaria porque las posibilidades de sobrevivir eran mínimas después de estar 15 minutos bajo la nieve. La policía dijo que uno de los motivos por los cuales sobrevivió el niño es porque la nieve no bloqueó sus vías respiratorias.

Podemos llamarlo un milagro. Un día después de Navidad, tuvimos otro regalo”, dijo el capitán Patrice Ribes.

El niño fue enviado a un hospital local para ser sometido a exámenes.