El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que este lunes 900 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fueron desplegados en instalaciones de Pemex para reforzar su seguridad.

En su rueda de prensa matutina detalló que el plan contempla unos cuatro mil activos para evitar el robo de combustible, que se hacía con complicidad de los empleados de la petrolera mexicana.