El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó hoy de “traición a la patria” a la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, y reiteró su rechazo a la resolución del llamado Grupo de Lima de no reconocer su reelección.

Al presidente de Venezuela lo elige el pueblo a través de los votos“, indicó el mandatario tras un encuentro deportivo con miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), y adelantó que el 10 y 11 de enero dará importantes anuncios económicos.

Lo que ha hecho este grupo autodenominado Asamblea Nacional no tiene límite” y “tendría una sola calificación, traición a la Patria“, dijo Maduro, quien calificó además al nuevo presidente del legislativo, el opositor Juan Guaidó, de “servil del imperio estadounidense, un agente del gobierno de Estados Unidos“.

Maduro rechazó la decisión del Grupo de Lima de no reconocer el nuevo mandato, al calificarlo como “cártel de Lima”, y resaltó que “todos tenemos problemas, pero los de cada país los debe resolver su pueblo“.

El mandatario será juramentado ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) este 10 de enero, debido a que el Ejecutivo desconoce a la Asamblea Nacional, al considerarla en desacato ante la justicia, y las labores legislativas las realiza la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), dominada por el oficialismo.

La víspera, al asumir el liderazgo legislativo, Guaidó calificó la asunción de Maduro como una “usurpación“, llamó a “restablecer el Estado de derecho” y trazó un plan para “lograr el pleno restablecimiento del orden constitucional”.

El plan del líder opositor plantea tres fases: cese de la “usurpación”, establecer un gobierno de transición y realizar “elecciones libres” para atender de manera inmediata la crisis humanitaria.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional resaltó los mensajes de los gobiernos de los países del Grupo de Lima y de la Organización de Estados Americanos (OEA) en apoyo al parlamento, y advirtió a Maduro: “el 10 de enero no te vamos a juramentar”.