El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que gracias a la estrategia implementada, el robo de combustible pasó de 787 pipas diarias a solo 177.

Estamos logrando el propósito de que no se roben los combustibles… en promedio eran 787 pipas diarias, con el plan se ha bajado a 177… es decir, 610 pipas menos”, declaró este martes durante su rueda de prensa matutina.

Asimismo, detalló que desde que se puso en marcha el plan, se han robado ocho mil 540 pipas menos, “en dinero ha significado un ahorro de dos mil 500 millones de pesos”.

No obstante, apuntó que “vamos a seguir luchando, aún no cantamos victoria, no echamos campanas al vuelo”.

El “otro huachicoleo”

Cuestionado sobre que las gasolineras no despachan los litros de a litro, afectando a los consumidores, aseguró que están trabajando para resolver la situación en conjunto con Pemex, las secretaría de Economía (SE) y Gobernación (Segob), entre otras, la Procuraduría y Fiscalía generales y Hacienda de Inteligencia Financiera.