La acumulación de gas en una panadería localizada en el centro de París, Francia, ocasionó una fuerte explosión dejando al menos cuatro personas muertas, decenas de heridos y cuantiosos daños materiales.

Los hechos sucedieron poco antes de las nueve de la mañana en la calle de Treviso, en el distrito 9 de la capital francesa, cerca de la zona comercial y turística de los Grandes Bulevares.

Un fuerte olor a gas alertó a los vecinos, que llamaron a los bomberos, según explicó una testigo a la cadena BFM-TV. Una vez los bomberos llegaron se produjo la explosión y se declaró el incendio.

Estallaron todas las ventanas, todas las puertas que estaban abiertas se salieron del quicio, para salir de mi habitación tuve que caminar por encima de la puerta, los niños sentían pánico”, dijo a la agencia France Presse Claire Sallavuard, una vecina que vivía en el edificio de la panadería y fue evacuada.

Más de 200 bomberos trabajan en las tareas de rescate. La explosión, que ha dejado cristales rotos y coches destrozados, ha ocurrido el mismo día en que la policía y los bomberos estaban movilizados para una nueva manifestación de los chalecos amarillos, la revuelta social contra el presidente Emmanuel Macron.