El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró este sábado en el municipio de Ayala, Morelos, a 2019 como el Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar.

Luego de la firma de la declaratoria, López Obrador aseguró que se apoyará siempre del pueblo mexicano para enfrentar “los grandes y graves” problemas nacionales, porque si un gobernante surgido de un movimiento transformador se divorcia del pueblo “no hace nada, no vale nada”.

El mandatario nacional dijo que el anterior gobierno dejó un país “complicado”, por lo que ahora se llevarán a cabo los cambios que se necesitan para no permitir la corrupción.

Al referirse a los problemas ocurridos en días recientes por el abasto de gasolina, López Obrador señaló que suman ya tres días de “sabotaje” a los ductos de Tuxpan a Azcapotzalco, toda vez que ayer “lo hicieron de nuevo”, pero se ha reforzado las acciones de vigilancia y se reparó el ducto “y ya estamos abasteciendo”, por lo que, reiteró, hay abasto suficiente del combustible.

Desde temprana hora, autoridades locales establecieron vigilancia en algunos puntos viales en torno a la llegada del mandatario mexicano.

En el municipio de Cuautla, en la zona centro unidades del transporte público colocaron leyendas de bienvenida al presidente López Obrador.