Corea del Sur recibirá en marzo sus dos primeros cazas F-35A, adquiridos en Estados Unidos, de una partida de 40 que solicitó, dijeron hoy autoridades del Ejército surcoreano.

Según informaron, el primero de un total de cuarenta cazas F-35A, que el Gobierno surcoreano pidió a Estados Unidos a finales del año pasado, ya salió en marzo del 2018 de la fábrica de Lockheed Martin Corporation con sede en Texas, Estados Unidos, y posteriormente también lo han hecho otras cinco unidades.

Dos de esas seis unidades llegarán a Corea del Sur a finales de marzo, luego de que fueron entregadas a la Fuerza Aérea surcoreana en la base de Luke de la Fuerza Aérea estadunidense, en Arizona, tras pasar por un proceso de análisis de aprobación del país asiático.

Asimismo, dijeron que los dos primeros cazas serán desplegados para combate real en abril-mayo, tras pasar por un proceso de integración, destacó la agencia Yonhap.

Se cree que se integrarán este año un total de 10 unidades del F-35A, convirtiendo a Corea del Sur en un país propietario de los cazas.

Otra fuente del Ejército dijo que para el 2021 se integrarán, probablemente, los 40 cazas pedidos por el Gobierno surcoreano.

Este tipo de avión destaca por su función de sigilo para evadir radares, por lo que es una fuerza vital en la estrategia de atacar blancos, mediante la detección, persecución y destrucción de misiles.