La donovanosis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) ocasionada por la bacteria Klebsiella granulomatis. Esta enfermedad puede causar infección, inflamación crónica y úlceras. Entre las posibles causas de contagio se encuentran las relaciones sexuales anales o vaginales y en menor medida las relaciones sexuales orales. 

El contagio por donovanosis es común entre personas de 20 a 40 años de edad. Los síntomas del contagio suelen aparecer 1 o 12 semanas después del contacto con la bacteria.

La donovanosis es común en áreas tropicales y subtropicales: Indonesia, Australia, Sudáfrica y Nueva Guinea son algunos países donde se registran casos frecuentes. India es uno de los países donde la donovanosis es endémica; según el Instituto Venereológico de la ciudad de Madras, se reciben 200 casos anuales.

En Latinoamérica, Perú ocupa el primer lugar de donovanosis en pacientes inmunodeprimidos. También se han reportado casos en Argentina, Centroamérica y la Guyana Francesa.

Esta enfermedad recibe el nombre de “come carne” debido a que destruye el tejido genital conforme avanza. Entre sus principales síntomas se encuentran:

  • Aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres infectados tienen úlceras en la zona anal.
  • Aparecen protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en los genitales o en el área perianal.
  • La piel gradualmente se desgasta y las protuberancias se convierten en nódulos levantados, aterciopelados, carnosos y rojos, llamados tejido de granulación. Con frecuencia son indoloros, pero sangran con facilidad si se lesionan.
  • La enfermedad se disemina lentamente y destruye el tejido genital.
  • El daño tisular se puede extender a la ingle.
  • Los genitales y la piel circundante pierden color.
  • El tratamiento para esta enfermedad consiste en antibióticos por un periodo prolongado (3 semanas o más hasta que los síntomas hayan desaparecido).

Luego de este tiempo es necesario revisiones periódicas de control pues la enfermedad podría regresar aún cuando parezca que está curada.