Al menos cinco muertos y 30 heridos en una explosión y tiros que sacudieron este martes un complejo hotelero situado en el norte de Nairobi, Kenia. El inspector general de la policía del país africano, Joseph Boinnet, ha confirmado que se ha cometido un “supuesto ataque terrorista” y que las operaciones policiales siguen en curso para reducir a los atacantes. El grupo yihadista Al Shabab, vinculado a Alqaeda desde 2012, ha reivindicado el ataque.

La legisladora keniana Esther Passaris confirmó a la prensa la muerte de una víctima en el Hospital Avenue, donde ingresaron al menos 10 heridos, que se suman a los cuatro que, según indicaron a Efe fuentes hospitalarias, llegaron al hospital Aga Khan.

Una explosión y tiros comenzaron a escucharse este martes sobre las 15.00 (12.00 GMT) en el complejo 14 Riverside en el barrio de Westlands, donde se encuentra el lujoso hotel DusitD2, que suele celebrar numerosas conferencias.

Los atacantes pasaron el control de vehículos de acceso al complejo disparando a los guardas y lanzaron explosivos contra varios vehículos que se encontraban en el aparcamiento, según dijo la policía al diario local Daily Nation.

Las explosiones y los tiros se siguen escuchando de forma esporádica dos horas después del inicio del ataque, según pudo comprobar Efe sobre el terreno. La policía informó de que se desplegaron unidades especializadas en la zona para enfrentarse a los atacantes, donde también se ha movilizado el Ejército.