La explosión de tres “cochinas” de gas en la azotea de un edificio del campus de Villeurbanne, en la Universidad de Lyon, causó un espectacular incendio que fue grabado por varios testigos.

El incidente provocó pequeñas lesiones a una persona aunque la universidad ya ha informado de que “todo está bajo control” y que el incendio está controlado.

Se estima que la intervención para asegurar que el fuego no se reanude durará todo el día.


Las cochinas de gas se almacenaron en la azotea del edificio mientras una empresa constructora llevaba a cabo trabajos de impermeabilización allí.

Según un empleado de la universidad, en el campus se pudo escuchar una fuerte explosión, seguida de dos pequeñas.