Inusual entrenamiento el que ha tenido el Leicester City este jueves 17 de enero. O al menos, con un inesperado personaje. Nada más y nada menos que Spiderman, el famoso superhéroe de Marvel.

Se trataba de Jamie Vardy, quien acudió a la sesión disfrazado. Tras esconderse en un matorral y asustar a sus compañeros realizando los típicos movimientos del hombre-araña, el delantero inglés se ejercitó durante toda la sesión física con el divertido traje.

Claude Paul, entrenador del equipo, dijo que “necesitamos a nuestro superhéroe. Se disfrazó y creo que fueron buenas sonrisas esta mañana. Tenían un día libre este miércoles y volvimos con una sonrisa”.