Los casos de agresiones a periodistas en Brasil aumentaron en 36,7% entre 2017 y 2018, de acuerdo con un reciente informe de la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj, por su acrónimo en portugués). Hubo 135 incidentes de violencia y 227 víctimas, de acuerdo con la organización.

Los principales agresores identificados por la Fenaj fueron votantes/manifestantes, responsables del 22,2% de los casos de agresiones recordemos que el año pasado, Brasil vivió una campaña de elecciones presidenciales polarizada. Los partidarios del presidente Jair Bolsonaro fueron los que más agredieron a periodistas, de acuerdo con la Fenaj: estos fueron responsables de 23 de los 30 incidentes que involucraron a electores/manifestantes.

Parte de las agresiones ocurrieron durante los días de votación y celebración de la victoria. Bolsonaro no tiene buena relación con la prensa y usa repetidas veces su cuenta de Twitter para quejarse de artículos críticos con su administración. Las organizaciones defensoras de la libertad de prensa ya mostraron su preocupación sobre el nuevo gobierno.

Otro acontecimiento importante de 2018 en Brasil, la huelga de camioneros, también contribuyó al incremento de las agresiones contra periodistas. A decenas de profesionales se les impidió cubrir las paralizaciones y sufrieron agresiones verbales y físicas. Según la Fenaj, 17% de los agresores de los casos los registrados fueron camioneros, es decir, 23 casos.

El encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva también fue un detonante de la violencia contra periodistas: la Fenaj contó siete casos de agresiones durante las protestas contra la sentencia y prisión de Lula. El episodio también motivó dos ataques por parte de policías militares y un incidente de censura, cuando el Supremo Tribunal Federal impidió que la prensa entrevistase al expresidente.

Ueliton Bayer Brizon, dueño del periódico Jornal de Rondônia, consejero adjunto y presidente municipal del Partido Humanista de la Solidaridad, fue asesinado el 16 de enero de 2018. De acuerdo con la Fenaj, el primo de la víctima y consejero, Euzébio Brizon, está siendo investigado por el crimen. El móvil del asesinato habría sido un conflicto familiar.

La Federación también contabilizó otros cuatro casos de homicidio en una categoría aparte, sobre periodistas radiofónicos: Marlon Carvalho de Araújo, muerto en Bahía el 16 de agosto; Jefferson Pureza Lopes, muerto en Goiás el 17 de febrero; Jairo Souza, muerto en Pará el 21 de junio; y Severino Faustino Almeida, muerto en Paraíba el 24 de octubre.

Información de Knigt Center