El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, declaró el miércoles que los recursos que actualmente se les brindan a las estancias infantiles podría asignarse de forma directa a los padres de familia para que así el dinero ayude a las abuelas, quienes cuidarían mejor a los niños.

En lugar de darle el dinero a las estancias infantiles, pues se les da a los papás… con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar, quizá mejor, a los niños que las propias estancias infantiles”, aseguró.

En la plenaria de los senadores de Morena, el funcionario aseguró que los dos mil millones de pesos otorgados a estancias son más que suficientes, aunque reconoció que habrá que redistribuirlos.

Se trata de un recorte de dos mil 28 millones 640 mil pesos, aprobado por la Cámara de Diputados, al programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, parte de la estrategia del gobierno federal para combatir la corrupción.

Más de 300 estancias protestan

Por su parte, más de 300 propietarias de estancias infantiles se manifestaron ante el pleno de la Cámara de Diputados para exigir que se restituyan los recursos recortados.

A dicha protesta se unieron legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), quienes desplegaron una manta con la leyenda “#EstanciasInfantilesSí” y exigieron a las Secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Bienestar devolver el dinero al programa.

No fue para ofender: AMLO

Este jueves, durante su rueda de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que la afirmación de Urzúa “no lo hizo con ese propósito, de ofender; creo que sucede que los abuelitos y abuelitas ayudan. Hay madres solteras que se apoyan en sus mamás, o sea, así es la familia en general; pero no creo que Carlos haya hecho eso con propósitos de ofender”.

Además, explicó que se decidió quitar el apoyo social mediante las estancias dado que hallaron informes adulterados sobre la cantidad de menores registrados, entre otras irregularidades, y que, de acuerdo con un censo, las guarderías públicas atienden a 300 mil niños.

El dinero que entregarán a los familiares serán mil 600 pesos por niño cada dos meses, “esa familia decide si quiere entregarle esos recursos a los de las estancias. Si esa familia dice: ‘con esto yo puedo encargarle a mis hijos a una hermana, a una tía, a una abuelita’. Pues es decisión de cada familia”.