Un participante de las protestas del movimiento chalecos amarillos perdió la mano durante enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías en las calles de París este sábado, en la decimotercera semana consecutiva de protestas.

Los paramédicos atendieron al herido cerca de la entrada de la Asamblea Nacional. Algunos de los paramédicos se alinearon como barrera para evitar que periodistas y manifestantes se acercaran al herido. La policía confirmó que éste tenía una herida en la mano y lo estaban atendiendo, pero no dio más detalles.

El portavoz del departamento de bomberos, Gildas Lecoeur, dijo a la agencia AP que el herido tenía la mano ensangrentada y fue llevado al hospital. No pudo confirmar la condición actual del herido.

La policía dijo que unos 10 manifestantes han sido arrestados hasta el momento, cuando se desataron altercados entre manifestantes y policías cerca de la avenida Campos Elíseos y la Asamblea Nacional.

La policía dispersó con bastones y gas lacrimógeno a los reunidos, algunos de los cuales lanzaron escombros a policías antimotines resguardados enfrente de la Asamblea Nacional.

La manifestación en la capital francesa pasó por la Asamblea Nacional e iba a terminar cerca de la Torre Eiffel.

Los activistas chalecos amarillos, quienes han convocado a cientos de miles de personas a las calles en los últimos tres meses, ahora tratan de conseguir una victoria electoral, pero el movimiento está políticamente dividido y no han elegido a un líder.

El presidente Emmanuel Macron parece estar recuperando algo del apoyo que perdió mientras trataba de tranquilizar al movimiento con un debate político nacional. Unas encuestas recientes indican que mejora la aprobación de Macron.