La diputada brasileña del estado de Santa Catarina por el partido Partido Democrático Laborista (PDT, por sus siglas en portugués), Ana Paula da Silva, ha pedido que los autores de los comentarios ofensivos sobre el escote de su vestido sean castigados, informó el sitio Extra.

El vestido rojo que utilizó Paulinha, como la llaman sus seguidores, durante su toma de posesión en la Asamblea provocó un auténtico revuelo en las redes sociales, ya que el escote en la parte de enfrente era muy pronunciado.

Comentarios como: “Fuego, fuego, motín”, “¡Este escote me hizo interesarme en la política como nunca antes!” o “¡Hermosa!”, aparecieron bajo la foto que compartió la diputada en su cuenta oficial de Instagram.

No obstante hubo otros internautas que expresaron emociones completamente diferentes, y la acusaron de ser “inapropiada”, “vulgar, “escandalosa”, e incluso la llamaron “representante de las prostitutas” y “diPUTAda”.

Al respecto, la legisladora dijo sentirse “psicológicamente violada” al ver los comentarios, por lo que su equipo de trabajo se encuentra preparando los documentos para abrir una acción judicial contra los autores de algunos comentarios extremadamente violentos, informó el sitio RT.

“Un internauta dijo que si me violan no puedo reclamar. Y una mujer comentó que yo no podría hablar de Dios, porque Dios no bendecirá a una mujer como yo”, reveló la diputada que, pese a los comentarios negativos que recibió, ha decidido no eliminar la foto de su perfil.

“La participación de una mujer en la sociedad es tan minúscula, que un simple escote puede ser una gran cosa, pero yo seguiré usando lo que me gusta, no pretendo cambiar para agradar a nadie”, sentenció la diputada.

Primeira sessão legislativa do ano! Agora é arregaçar as mangas e trabalhar!!! ❤😍

Una publicación compartida por Ana Paula da Silva 🇧🇷 (@deputadapaulinha) el