Las Mujeres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (ELZN) suspendieron el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan, pues lo pospusieron para marzo próximo ante su rechazo a los megaproyectos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Ante los planes del Tren Maya y la minería, las zapatistas mencionaron en un comunicado que es parte de una estrategia para convertir los territorios de los pueblos originarios en “mercancías” ya que “los nuevos malos gobiernos ya lo dijeron claro que van a hacer sus megaproyectos de los grandes capitalistas”.

De su Tren Maya, de su plan para el Istmo de Tehuantepec, de la siembra de árboles para mercancía de maderas y frutas. También dijo que entran las mineras y las grandes empresas de alimentos, (…) que así quieren completar lo que dejó pendiente el Carlos Salinas de Gortari que no pudo porque lo paramos con nuestro alzamiento“, indicó el texto.

Las zapatistas reiteraron que los proyectos “son de destrucción”, pues aunque lo quieran tapar con mentiras, “ni cuantas veces multipliquen sus 30 millones de apoyos”; “quieren que nuestras tierras ya no sean para nosotras, nosotros, sino para que los turistas vengan a pasear y tengan sus grandes hoteles, restaurantes, y los negocios que se necesitan”, señalaron.

Acusaron que el gobierno pretende que sus tierras se conviertan en fincas productoras de maderas precisas, de frutas y de agua. Que las superficies se transformen en minas para extraer el oro, la plata, el uranio y todos los minerales que desean.