Ser policía en Noruega tiene como ventaja la posibilidad de usar el equipo antimotines de una forma más creativa, incluso como trineos en una divertida competencia.

Así fue como los oficiales en Heimdal se enfrentaron a sus colegas de Trondheim en una carrera por una calle local y luego compartieron el video en redes sociales.

Los oficiales señalaron que su oficio está relacionado con la seriedad, pero que también es importante “aflojar un poco ocasionalmente, desconectar y divertirse“.