Al inicio de su encuentro con el mandatario colombiano Iván DuqueTrump lamentó también lo “triste” de la situación en Venezuela, donde Washington reconoce al jefe parlamentario opositor Juan Guaidó como presidente interino.

Por su parte, Duque, le advirtió a Nicolás Maduro que bloquear el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela será considerado un “crimen contra la humanidad”.

“Creo que tenemos que darle un mensaje muy fuerte a la dictadura. Obstruir el acceso de ayuda humanitaria es un crimen contra la humanidad”, afirmó Duque en declaraciones a la prensa durante una reunión en la Casa Blanca con Trump.

Estados Unidos y Colombia impulsan la salida del poder de Maduro, cuyo mandato consideran “ilegítimo” y al que responsabilizan de la aguda crisis económica que atraviesa la otrora potencia petrolera, que forzó la salida del país de al menos 2,3 millones de personas desde 2015, según la ONU.

Los gobiernos de Trump y Duque apoyan desde el primer momento al opositor Juan Guaidó, reconocido actualmente por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, para liderar un gobierno de transición y convocar nuevas elecciones.

En la frontera de Colombia con Venezuela se agolpan toneladas de ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos a pedido de Guaidó, que Maduro se niega a dejar entrar por considerarlo el primer paso de una intervención.