Theresa May,primera ministra británica apeló este domingo a la unidad de los conservadores y a dejar a un lado sus “preferencias personales” en la recta final del “brexit“, con el objetivo de que el Parlamento apruebe un acuerdo con Bruselas.

May ha enviado una carta a cada uno de los 317 diputados de su formación antes de iniciar esta semana una ronda de contactos diplomáticos con vistas al 27 de febrero, cuando confía en presentar en el Parlamento un pacto del “brexit”, cuatro semanas antes de la fecha del “divorcio” de la Unión Europea (UE).

Está previsto que Reino Unido abandone la Unión Europea el 29 de marzo, pero los legisladores no han apoyado el acuerdo de retiro de mayo, mientras que la UE ha dicho que no lo renegociará.

Los euroescépticos conservadores se abstuvieron de votar el jueves sobre el plan de mayo para buscar cambios de última hora en el acuerdo de retiro. Asimismo, los euroescépticos no estaban contentos de que la moción pareciera descartar la posibilidad de que Reino Unido deje a la UE sin un acuerdo, argumentando que debilitó su posición negociadora.

De regreso a Bruselas

La jefa del Gobierno mantendrá en los próximos días una reunión en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y también tiene previsto hablar con cada uno de los líderes de los países del bloque europeo.

Al mismo tiempo, el ministro británico del “brexit”, Stephen Barclay, espera reunirse mañana en Bruselas con el negociador comunitario, Michel Barnier, según fuentes oficiales.

Información de agencias.