La tarde de este miércoles, la empresa Volaris anunció a través de su cuenta de Twitter que el vuelo Y4789, que viajaría de la Ciudad de México a Mérida, Yucatán, fue cancelado por una falsa amenaza de bomba.

De acuerdo con la tripulación, mientras aún se encontraba en tierra, una llamada advirtió de un “intento de sabotaje”, razón por la que el avión fue enviado a un extremo del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, escoltado por bomberos y elementos de la Policía Federal.

“Todos los clientes ya han sido desabordados y se encuentran bien, la aeronave ha sido revisada y se determinó que resultó ser una falsa alarma. Las autoridades mantienen detenida a la persona responsable, y están llevando a cabo las investigaciones correspondientes”, apuntó la aerolínea.