Si tiene 40 y tantos años y es hombre, y no puede hacer 40 flexiones de seguido, quizá haya llegado el momento de hacer algo al respecto. Un nuevo estudio sugiere que la cantidad de flexiones que un hombre de mediana edad puede realizar podría ser una indicación de su salud cardiaca en general.

Los hombres que pueden hacer más de 40 de seguido tienen un riesgo un 96 por ciento más bajo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y enfermedad cardiaca que los hombres que pueden hacer menos de 10, según los hallazgos, publicados en línea el 15 de febrero en la revista JAMA Network Open.

“Básicamente era una respuesta a la dosis“, señaló el investigador sénior, el Dr. Stefanos Kales, profesor de salud ambiental en la Facultad de Medicina T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston. “Mientras más flexiones pudiera hacer, menos probable era que sufriera un evento de enfermedad cardiaca“.

Las flexiones y la salud

Parece que la capacidad de flexiones podría ser un “marcador de la aptitud física en general”, dijo Kales.

“Como puede imaginarse, hay personas que son corredores de maratones de clase mundial que no pueden hacer muchas flexiones, y hay personas que son fisico culturistas que pueden hacer muchas flexiones que no pueden correr muy bien”, añadió. “Pero encontramos en este estudio y en otros que hemos realizado que, en general, la capacidad de hacer flexiones y la capacidad aeróbica se correlacionan bastante bien”.

En el estudio, el equipo de Kales siguió la salud cardiaca de poco más de 1,100 bomberos activos de sexo masculino a lo largo de una década, a partir de 2000. Al inicio del estudio, la edad promedio de los participantes era de unos 40 años, y el grupo tenía un índice de masa corporal (IMC) promedio de 28.7, lo que se considera como sobrepeso. El IMC es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso.

La capacidad de flexiones de cada hombre se midió al inicio del estudio, y los participantes también realizaron una prueba en caminadora para medir su capacidad aeróbica. Cada hombre se sometió a exámenes físicos anuales y rellenó cuestionarios de salud.

Durante los 10 años de seguimiento, 37 hombres desarrollaron problemas del corazón, mostraron los hallazgos.

Los investigadores dividieron a los hombres en cinco grupos, basándose en incrementos de 10 flexiones, y calcularon las estadísticas para ver si la capacidad de hacer flexiones predecía los problemas cardiacos de forma precisa.