El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrado, inauguró el nuevo Salón de la Fama del Béisbol en Monterrey, Nuevo León, esto ante el anuncio de austeridad nacional con la Fórmula 1 y los juegos de la NFL.

En el Parque Corregidora, el mandatario nacional estuvo acompañado del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, además del nuevo patrocinador del Salón de la Fama, Alfredo Harp Helú; poco antes del medio día se realizó el protocolo en el que López Obrador cortara el listón que da por inaugurado el recinto deportivo.

En mi pueblo no había mas que béisbol, en aquel entonces. Es una pasión; los que han jugado béisbol saben lo que significa. En el Trópico no se acostumbra mucho usar zapatos, no es nada más que no se tenga para comprar un par de zapatos sino que anteriormente se andaba descalzo“, indicó López Obrador en su discurso de apertura.

El tabasqueño comentó que practicó este deporte cuando era estudiante de primaria, además de que pudo brillar en las Grandes Ligas de seguir adelante, “es tanto el afecto que le tengo al béisbol que todavía macaneo y estoy arriba de 300, así como me ven”, indicó.

El presidente de México agradeció la disposición de Alfredo Harp Helú para fomentar la actividad física a través de escuelas, pues dijo que se aprobó el presupuesto para fomentar este deporte en la nación, “se van a crear escuelas, academias en distintas partes del territorio nacional”.

Agradezco a Alfredo Harp por esta obra; aprovecho para informarles que Alfredo nos está ayudando para que regrese Guasave a la Liga del Pacífico y, al mismo tiempo, Francisco González aceptó que Sultanes juegue en la Liga del Pacífico”, indicó el presidente de la República.