El daño de varias noches sin dormir no se puede reparar pese a que se duerma durante todo el fin de semana, reveló una investigación de la Universidad de Coloradode Estados Unidos.

De acuerdo con la investigación, publicada en la revista Current Biology, esta costumbre de tratar de compensar las horas de sueño durante el fin de semana para luego volver a los malos hábitos de sueño puede empeorar la salud.

Nuestros hallazgos sugieren que el comportamiento común de “quemar la vela durante la semana y tratar de compensarla durante el fin de semana no es una estrategia de salud efectiva”, afirma Kenneth Wright, director del Laboratorio del Sueño y Cronobiología.

El estudio, realizado entre 36 adultos de 18 a 39 años, sugiere que dormir más horas el fin de semana puede ayudar a que el cuerpo se recupere levemente, pero al volver a no dormir, los efectos no son duraderos.

¿Cómo se realizó el estudio?

Las personas que participaron en el estudio permanecieron dos semanas en un laboratorio, donde se monitorizó su ingesta de alimentos, su exposición a la luz y sus horas de sueño. Después se les dividió en tres grupos.

A uno se le dio suficiente tiempo para dormir: nueve horas cada noche durante nueve noches. Al segundo se le permitió dormir cinco horas por noche durante ese mismo periodo. El tercero durmió no más de cinco horas por noche durante cinco días, seguidos de un fin en el que pudieron dormir tanto como quisieron antes de regresar a los días de sueño restringido.

Los grupos a los que se les restringió el sueño comieron más por la noche, aumentaron de peso y registraron descensos en la sensibilidad a la insulina. Mientras que el grupo que pudo dormir durante el fin de semana registró mejoras leves en ese periodo, que desaparecieron cuando se reanudó la semana con pocas horas de sueño.

Al final, no vimos ningún beneficio en las personas que pudieron dormir el fin de semana“, afirma el estudio.

Asimismo, en algunas medidas, el grupo que durmió todo el fin mostró peores resultados. Ejemplo de ello es que el grupo que tuvo sueño restringido todo el tiempo tuvo una disminución del 13% en la sensibilidad a la insulina, mientras que el que durmió el fin de semana tuvo una baja del 9 al 27%.

Por ello, los especialistas recomendaron respetar las horas de sueño durante toda la semana, recalcando que la regularidad es algo muy importante.