La movilización de los “chalecos amarillos” registró este sábado una baja asistencia en el evento central, convocado en la capital de Francia, a pesar de que los impulsores lanzaron la víspera la consigna para que se realizaría un “acto decisivo”.

Hasta las 14:00 horas locales, se tenía contabilizada una participación de siete mil personas en todo el país, incluidas dos mil 800 en París, una reducción significativa respecto a la semana anterior.

Por la mañana, un grupo de “chalecos amarillos” participaron en un bloqueo frente a la Torre Eiffel, acompañados por las asociaciones ambientalistas Alternatiba y ANV-COP21 (Acción no violenta-COP21).

A cuatro meses de iniciado el movimiento y con una disminución constante en las cifras de  participantes en sus movilizaciones, los organizadores aseguran que su movimiento sigue en “buena forma”, en vísperas del fin del “gran debate nacional” convocado por el presidente Emmanuel Macron para escuchar los problemas de las regiones y aportar soluciones políticas.

Para el cierre de esa consulta inédita, los “chalecos amarillos” han comenzado a convocar a una gran manifestación el próximo sábado 16 de marzo.