Un buzo fue engullido por una ballena cerca de Port Elizabeth, Ciudad del Cabo, Sudáfrica, sin embargo fue liberado por el mamífero marino poco después en una playa cercana a la zona.

Rainer Schimpf tomaba imágenes de un tiburón cerca de la ciudad sudafricana cuando dijo sentir una enorme presión, posteriormente todo se volvió oscuro para el buzo que se encontraba con un grupo de turistas.

El buzo declaró a Barcroft TV que no sintió temor alguno en todo momento en el que se lo llevó el cetáceo, sin embargo, aclaró que si se preocupó ante el sumergimiento de la ballena.

Contuve el aliento pensando en que iba a sumergirse y liberarme en las profundidades del océano”, mencionó Schimpf.