El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que “no hay asomo de recesión (económica)”, durante su informe por los primeros 100 días de su gobierno.

La economía afortunadamente está en marcha, aún crece poco, pero no hay ni asomo de recesión como quisieran nuestros adversarios conservadores, o como pronostican con mala fe sus analistas“, afirmó el mandatario.

Asimismo, apuntó que no alteraría los equilibrios macroeconómicos, ni gastaría más de lo que ingresa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ni endeudaría al país para financiar el presupuesto, “mantendremos un manejo responsable de las finanzas públicas”.

Cabe señalar que mientras el gobierno federal apunta que la economía registre una expansión de entre 1.5 y 2.5 por ciento para este año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) redujo sus perspectivas de crecimiento, pasando del 2.5 al 2 por ciento.