En la plaza cívica de este Municipio y ante una multitud que lo vitoreó desde su llegada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió a los asistentes votar a mano alzada si le contestaba o no a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump.

“A ver, este es asunto interesantísimo. Que levanten la mano los que piensen que le debemos de contestar”, dijo.

“A ver, que levante la mano quienes piensen que debemos actuar con prudencia”, preguntó desde el templete a los asistentes, quienes de inmediato respondieron que sí.

El Mandatario federal afirmó que siempre le pedirá consejo al pueblo porque es “sabio”.

Asimismo, sostuvo que en poco tiempo ya no migrarán mexicanos a Estados Unidos.

“A ver cómo le van a hacer allá. Aquí va a haber salario y buenos trabajos”, prometió.

Durante su discurso en la plaza, el tabasqueño citó al Presidente estadounidense Franklin Roosevelt sobre el derecho que tiene las personas a vivir libres de miseria y dijo que Trump tiene una visión particular de ver las cosas.

“El Presidente de Estados Unidos tiene su manera de ver las cosas. Yo quiero aprovechar aquí, en Poza Rica, para dejar de manifiesto que no nos vamos a pelear con el Gobierno de Estados Unidos. No nos vamos a pelear. Amor y paz”, enfatizó antes de pedir la votación.

Por otro lado, acompañado por el Gobernador Cuitláhuac García, reconoció que no ha sido fácil sacar adelante el Gobierno porque lo recibieron como un “elefante reumático”, sin embargo, prometió no fallar.

“Voy a cumplir todos los compromisos, no les voy a fallar, vamos a cumplir todos, ahí vamos, poco a poco porque no es fácil”, dijo.