Especialistas están alertando sobre el popular videojuego llamado Fortnite, pues puede causar trastornos similares a los de una adicción a las drogas; juego el cual cuenta con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo

Varios médicos del Hospital de Niños de Boston han descubierto varios problemas físicos y sociales en los infantes que juegan Fortnite todos los días.

Michael Rich explica que estos jovenes “no están durmiendo y no van a la escuela. Están abandonando las actividades sociales e incluso han dejado de practicar deportes para poder conectarse a este juego“.

Estos síntomas, de acuerdo con Rich, son iguales a los que sufre una persona adicta a las drogas, pues cuando no están jugando los niños manifiestan ansiedad, falta de apetito y descanso insuficiente.

En los casos más alarmantes estudiados por esta clínica los niños pueden presentar conductas violentas incluso contra sus propios padres. El aislamiento e irritabilidad generada por la adicción a Fortnite afecta de igual forma a la familia.

De acuerdo con terapeutas, hay casos en que la incapacidad de los padres para manejar la adicción de sus hijos es causa de discusiones y hasta destanciamientos en las parejas.