Tras ser comprado de manera oficial por el Wolverhampton, Raúl Jiménez se despidió del Benfica, equipo donde jugó por tres años en la liga portuguesa.

Mediante un emotivo mensaje en Instagram, Jiménez agradeció todo el apoyo recibido durante su estancia en tierras lusitanas, asegurando que siempre dio su mejor esfuerzo para obtener un total de seis títulos defendiendo la camiseta de las Águilas.

“No quería dejar pasar la oportunidad de agradecer al Benfica por las alegrías, triunfos y el gran aprendizaje que tuve en estos tres años defendiendo los colores del equipo más grande de Portugal. Fue un gran placer formar parte de su historia y sé que siempre voy a ser bienvenido.

Y añadió, “gracias a todos mis compañeros y amigos, a los aficionados que siempre me transmitían su confianza y a toda la gente que hizo de estos tres años un momento inolvidable. Son dos títulos del campeonato nacional, dos Supercopas de Portugal, una Copa de Portugal y una Copa de Liga, y no tengan duda de que siempre di el 100 por ciento“, expresó el mexicano en portugués.